La Uex trabaja con Castilla La Mancha para abastecer a 10.000 camiones

La Universidad de Extremadura (Uex) va a participar en un proyecto que permitirá avanzar en el cultivo de la colza como generador de biodiésel, combustible que podría representar en 2020 el 30% del carburante total consumido en Extremadura. El objetivo de la iniciativa es llegar a generar 250.000 toneladas al año de forma progresiva en la comunidad y en Castilla La Mancha, lo que permitiría aportar combustible anual para 10.000 camiones, según ha explicado el presidente del Grupo de Empresas Agrarias Gestión de Energía Agraria, Angel Rico.

El objetivo es crear un grupo de investigación de I+D+i donde participarán diversas universidades españolas y portuguesas para conseguir variedades de colza “óptimas” en el territorio ibérico, siguiendo el ejemplo francés. Según Rico, los autónomos del transporte español están dispuestos a utilizar hasta 250.000 toneladas de biodiésel al año en Extremadura y Castilla La Mancha. Esta producción abarcaría un total de 250.000 hectáreas, aunque el principal problema en la actualidad radica en que el propio propietario de los terrenos desconoce que existe esta fuente de ingresos.

TERRENOS SIN CULTIVAR No en vano, de los ocho millones de hectáreas que se dejan en España todos los años sin cultivar, el 42% está en Extremadura y Castilla La Mancha, comunidades que “no pueden permitirse el lujo” de dejar estos terrenos sin rentabilizarlos. Además de la tonelada (como mínimo) de aceite para biodiésel que genera una hectárea de secano extremeño, también se produce una tonelada y media de proteína, a vender a los ganaderos o a las piscifactorías.

También se buscará implicar a las fábricas de camiones en el horizonte 2015-2020, para que realicen “pequeñas modificaciones” para adaptarse a este carburante, que le supondría gastar no más de 1 euro/litro por el biodiésel. Además se generarán muchos empleos, pues más allá de los encargados de la producción de este cultivo, se precisan profesionales específicos, tal y como ya ocurre en Francia.

En cualquier caso, ya se están haciendo trabajos importantes en España, como por ejemplo la iniciativa de la Universidad Politécnica de Madrid, que ha secuenciado el genoma de la colza, para conocer cuál resiste mejor al frío y al calor. Rico ha señalado que el propio Consejo Europeo ha acordado recientemente “insistir” a los Estados miembros en acciones de I+D+i.

Comments are closed.